UGT reclama al Ministerio de Fomento aprobar los acuerdos de convenio de Adif y Renfe

Han pasado tres meses sin que la Administración se haya pronunciado con respecto a su aprobación y correspondiente publicación en el BOE de los mismos.

A finales del mes de diciembre, los Comités Generales de Empresa acordaron mayoritariamente el II Convenio Colectivo pluriempresarial de ADIF y ADIF Alta Velocidad y el II Convenio Colectivo del Grupo RENFE.

Desde entonces, han pasado tres meses sin que la Administración se haya pronunciado con respecto a su aprobación y correspondiente publicación en el BOE de los mismos.

De esa publicación dependen muchos de los avances contenidos en ambos convenios como la activación de las Mesas Técnicas en ADIF encargadas de cumplir las ventajas para los trabajadores como la negociación del Desarrollo Profesional y la liberación, con ello, de la financiación específica de 1,5% de incremento sobre la masa salarial, con repercusiones positivas para la plantilla.

Igualmente, en el caso del Grupo RENFE, de la mencionada publicación en el BOE dependen que se hagan efectivas medidas como la reducción de los tiempos de permanencia del personal de nuevo ingreso, la eliminación del Nivel 3 para Mandos Intermedios y Cuadros Técnicos o la ejecución de los acuerdos alcanzados en el Plan de Jubilación parcial y el Plan de Desvinculaciones.

Desde UGT hemos mantenido contactos con el Ministerio de Fomento con el fin de presionar sobre la aprobación de los acuerdos, pero sin olvidar que ésta depende en gran medida del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Dichos contactos se han materializado hoy con el escrito remitido por el Secretario General de FeSMC-UGT a la Secretaría de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda trasladándole nuestra inquietud por la falta de diligencia de la Administración con respecto a la negociación colectiva, así como advirtiéndoles de las posibles consecuencias que esta tardanza tiene sobre el clima laboral en las empresas (adjuntamos el documento).

Por ello, consideramos que el Ministerio de Fomento debe redoblar los esfuerzos para llevar a cabo las acciones necesarias que permitan aprobar ambos Convenios Colectivos, liberando con ello las medidas más positivas para las plantillas, lo que evitaría el aumento de la conflictividad laboral así como otras medidas y acciones que nos veríamos obligados a tomar, en defensa de los intereses de los trabajadores.

Desde UGT consideramos que la Administración debe respetar la negociación colectiva, haciendo primar los acuerdos alcanzados por los Representantes Legales de los Trabajadores sin poner trabas ni excusas que dilaten un proceso democrático y reconocido en la Constitución. Por ello, no dudaremos en intensificar la presión frente al propio Ministerio o cualquier organismo que obstaculice la ejecución de los derechos de los trabajadores y trabajadoras de ADIF, ADIF Alta Velocidad y el Grupo RENFE.