1º de Mayo | #OtroModeloEsNecesario Nadie debe quedar atrás

Este 1º de mayo, toda la sociedad está llamada a conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores por la transcendencia que va a suponer la situación actual del COVID-19 en la realidad económica, social y laboral de todos nosotros.

Este año, los trabajadores y trabajadoras no llenarán las calles de las ciudades sino que nuestras voces se oirán de otra manera distinta por las condiciones de confinamiento debido a la crisis sanitaria que estamos viviendo.
Por todo ello, esta jornada estará dedicada a todos aquellos trabajadores y trabajadoras que en primera línea han demostrando su gran profesionalidad para dar un servicio esencial a la sociedad.

Son muchas las incertidumbres que se crean con respecto a las consecuencias laborales y económicas de la pandemia pero queda claro que la cantidad de expedientes de regulación temporales de empleo y la parálisis comercial y laboral que se han llevado a cabo han derivado en una precariedad laboral y desigualdad social aún más notoria de la que hasta ahora poseíamos.
Con respecto al sector ferroviario, una vez más, los trabajadores y trabajadoras ferroviarias hemos dado un ejemplo del buen hacer en nuestra actividad, en unos casos por el riesgo al contagio que conlleva el propio trabajo y en otros por las adaptaciones en la prestación del mismo.

Sin embargo, no somos ajenos a esta nueva situación que se avecina y ya hemos empezado a sentir los estragos del decaimiento laboral y la crisis en general. Son los empleados de los servicios subcontratados por las empresas matrices (Contratas Ferroviarias, Servicios de Restauración a bordo, Servicios Auxiliares y atención al cliente) quienes están sufriendo la nueva crisis con mayor virulencia, ya que han empezado a notar la pérdida de derechos, la reducción del empleo través de los ERTE´s y la pérdida del volumen de cargas de trabajo.

De cara a la nueva normalidad, reivindicamos un nuevo modelo económico y social, ya que se han demostrado que los actuales no son válidos, no nos ayudarán a reactivar la economía equitativamente. Debemos ser conscientes de la necesidad de avanzar todos juntos, sin dejar a nadie atrás, sin permitir que la pobreza entre en las casas de los más vulnerables, como ya ocurrió en crisis pasadas.

En definitiva, desde UGT reivindicamos la necesidad de la protección de los trabajadores y trabajadoras, la garantía del empleo de todas las empresas del sector ferroviario, ya que nuestra actividad garantiza la movilidad y producción esencial para hacer frente a las situaciones que puedan darse en el futuro.
Este 1º de mayo no podremos manifestarnos por las calles; la realidad sanitaria no lo permite, pero os animamos a participar en esta fecha de reivindicación y unión de los trabajadores a través de la “manifestación virtual” convocada en las redes sociales a partir de las 13:30 horas.